top of page

Eritema Nodoso

El eritema nodoso es una afección cutánea caracterizada por la aparición de nódulos dolorosos y enrojecidos debajo de la piel. Estos nódulos generalmente se encuentran en las piernas, pero también pueden aparecer en los brazos u otras áreas del cuerpo. El eritema nodoso se considera una respuesta inflamatoria a diversas causas subyacentes.


El diagnóstico de eritema nodoso se basa en la presentación clínica y la evaluación médica. Los síntomas típicos incluyen la presencia de nódulos rojos, dolorosos y sensibles debajo de la piel, a menudo acompañados de fiebre, malestar general y dolores articulares. Para confirmar el diagnóstico, el médico puede ordenar pruebas adicionales, como análisis de sangre, radiografías o biopsia de la lesión.


Las causas del eritema nodoso pueden variar y pueden incluir:


1. Infecciones bacterianas: como la estreptococosis (infección de garganta), la tuberculosis, la lepra y la enfermedad de Lyme.

2. Infecciones virales: como la mononucleosis infecciosa, la hepatitis B y la hepatitis C.

3. Infecciones fúngicas: como la coccidioidomicosis y la histoplasmosis.

4. Enfermedades autoinmunes: como la enfermedad inflamatoria intestinal (enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa), la sarcoidosis y la vasculitis.

5. Medicamentos: ciertos fármacos, como los antibióticos (sulfonamidas, penicilina), los anticonceptivos orales y los antiinflamatorios no esteroideos (AINES), pueden desencadenar eritema nodoso en algunas personas.

6. Embarazo: en algunos casos, el eritema nodoso puede ocurrir durante el embarazo.


El tratamiento del eritema nodoso se enfoca en abordar la causa subyacente y aliviar los síntomas. En muchos casos, el eritema nodoso desaparece por sí solo en unas pocas semanas o meses. El tratamiento puede incluir:


1. Reposo y elevación de las piernas afectadas.

2. Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINES) para aliviar el dolor y reducir la inflamación.

3. Analgésicos para el control del dolor.

4. Tratamiento de la enfermedad subyacente, como el uso de antibióticos para tratar infecciones bacterianas.

5. En casos graves o recurrentes, se pueden utilizar corticosteroides orales o inyecciones locales para reducir la inflamación.


Es importante consultar a un médico para obtener un diagnóstico adecuado y determinar el tratamiento adecuado según la causa subyacente del eritema nodoso.



5 visualizaciones0 comentarios

Commentaires

Noté 0 étoile sur 5.
Pas encore de note

Ajouter une note
bottom of page