top of page

Artritis idiopática juvenil: una revisión exhaustiva de la enfermedad, su presentación clínica

Resumen:

La artritis idiopática juvenil (AIJ) es la forma más común de artritis crónica en niños y adolescentes. Es una enfermedad heterogénea que afecta las articulaciones y puede tener manifestaciones sistémicas. Este artículo proporciona una revisión exhaustiva de la artritis idiopática juvenil, incluyendo su clasificación, presentación clínica, factores de riesgo, diagnóstico y opciones de tratamiento disponibles.


Introducción:

La artritis idiopática juvenil es una enfermedad crónica inflamatoria que se presenta en niños menores de 16 años y se caracteriza por inflamación persistente de las articulaciones. Es una enfermedad heterogénea con diferentes subtipos y manifestaciones clínicas, lo que dificulta su diagnóstico y tratamiento.


Clasificación:

La AIJ se clasifica en varios subtipos, incluyendo la forma oligoarticular, poliarticular, sistémica y otras formas menos comunes. La forma oligoarticular afecta hasta cuatro articulaciones en los primeros seis meses de la enfermedad, mientras que la forma poliarticular afecta cinco o más articulaciones. La forma sistémica se caracteriza por fiebre, salpullido y síntomas sistémicos además de la artritis.


Presentación clínica:

Los síntomas más comunes de la AIJ incluyen dolor, inflamación, rigidez articular y limitación de movimiento. Los niños también pueden presentar fatiga, fiebre y pérdida de apetito. En algunos casos, la AIJ puede afectar órganos internos, como el corazón, los pulmones o los ojos, lo que puede tener implicaciones adicionales en el tratamiento y seguimiento de los pacientes.


Factores de riesgo:

Si bien la causa exacta de la AIJ es desconocida, se ha observado una predisposición genética y la posible influencia de factores ambientales. Algunos factores de riesgo incluyen antecedentes familiares de AIJ, infecciones virales previas y factores autoinmunes.


Diagnóstico:

El diagnóstico de la AIJ se basa en la evaluación clínica de los síntomas, análisis de laboratorio y pruebas de imagen. Se deben descartar otras condiciones que puedan tener síntomas similares, como infecciones articulares o enfermedades autoinmunes sistémicas.


Tratamiento:

El objetivo del tratamiento de la AIJ es controlar la inflamación, aliviar el dolor, preservar la función articular y prevenir daños a largo plazo. El enfoque terapéutico incluye medicamentos antiinflamatorios no esteroides, corticosteroides, medicamentos modificadores de la enfermedad y terapia física. En casos graves, se pueden considerar medicamentos biológicos dirigidos específicamente a la inflamación.


Consideraciones adicionales:

El manejo integral de la AIJ implica una colaboración entre el equipo médico, incluyendo reumatólogos pediátricos, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y psicólogos. La educación del paciente y la familia, así como el apoyo emocional


, son fundamentales para ayudar a los niños a enfrentar los desafíos físicos y emocionales asociados con la enfermedad.


Conclusiones:

La artritis idiopática juvenil es una enfermedad crónica y heterogénea que afecta a niños y adolescentes. Un enfoque multidisciplinario y personalizado en el diagnóstico y tratamiento es esencial para lograr un control óptimo de los síntomas, prevenir daños articulares y mejorar la calidad de vida de los pacientes con AIJ.



8 visualizaciones0 comentarios

Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
bottom of page